Cloud Manufacturing: qué es y qué beneficios aporta a las empresas

 In Sector industria

El Cloud Manufacturing persigue el objetivo de adoptar un modelo de fabricación como servicio para los manufactureros (conocido por sus siglas en inglés MaaS, Manufacturing as a Service). Con este modelo se consigue compartir colaborativamente los recursos y la capacidad de producción en una misma plataforma cloud.

Cada vez son más quienes asocian sus softwares de gestión empresarial ERP, MES o CRM con modalidades basadas en la nube. De este modo, se sirven de servidores remotos para almacenar y procesar datos, aplicando los principios de intercambio y acceso a la información del Cloud Computing a la industria manufacturera.

En la Industria 4.0 basada en la nube, no hablamos solamente de digitalizar la información o los procesos, sino de digitalizar toda la cadena de suministros. Ésta es el principal activo del Cloud Manufacturing en la que ocupan una posición central los productores, los proveedores y los consumidores.

En este aspecto, también juegan un papel muy importante en las empresas las nuevas tecnologías de digitalización de procesos como el Internet Industrial de las cosas (IIoT), la fabricación virtual, Big Data, realidad mixta… ¡y todo lo que está por llegar! Vamos a centrarnos ahora en conocer cuáles son las principales ventajas del Cloud Manufacturing.

 

Los beneficios del Cloud Manufacturing

La cuarta revolución industrial —en la que la digitalización es la protagonista— se evidenció a lo largo del año 2020. No obstante, cada negocio se encuentra en una fase distinta y todavía pasarán varios años antes de que escale a toda la industria. Sin embargo, es evidente que aquellos que ya están inmersos en el camino de la transformación digital, han logrado importantes avances en términos de productividad, agilidad, sustentabilidad, velocidad de comercialización… y la lista continúa.

Vamos a centrarnos en destacar los beneficios tangibles y directos que se asocian al uso del Cloud Manufacturing en la industria:

1. Coste menor

Es el principal beneficio ya que redunda en muchas áreas y otros beneficios secundarios, como veremos en los puntos siguientes. Cuando se trabaja en la nube se reduce sustancialmente la inversión y el coste derivado de la infraestructura de IT, tanto en hardware como en software. Además de la propia tecnología, hay que contar con el ahorro de recursos asociados a la instalación, mantenimiento, personal técnico, energía… Los servidores y licencias en la nube están en modelos de suscripción donde se paga sólo por lo que usas.

2. Escalabilidad y flexibilidad

El modelo Cloud es mucho más flexible ya que puedes adaptarlo a tus necesidades de producción, lo que se traduce en una reducción de costes relacionada con el punto anterior. Cuando necesitas aumentar el sistema ya que te encuentras ante una demanda creciente, puedes escalar automáticamente tu capacidad y viceversa si la situación es la contraria.

Se consigue así que las cadenas de suministro también sean altamente flexibles, lo que minimiza la dependencia de un único círculo de proveedores. Esto repercute en una reducción de costes y un menor impacto medioambiental.

3. Registro de datos

En la nube se almacenan y procesan todos los datos de la planta. Mediante técnicas de Machine Learning, se puede sacar mucho partido a su análisis para prevenir retrasos en producción, redistribuir carga de trabajo, anticipar picos de demanda, evitar problemas con el stock, etc… Todo esto mejora los tiempos de respuesta del negocio, además de incidir otra vez en una reducción de costes.

4. Actualizaciones automáticas

Gracias a Cloud, los equipos siempre están actualizados y se reduce el riesgo de obsolescencia, tanto en los servidores alojados fuera de las instalaciones de la empresa, como en el propio software que opera siempre con la última versión. Esto se traduce en una mayor seguridad ante ciberataques y una reducción de posibles brechas o vulnerabilidades que pudieran tener lugar.

5. Seguridad y encriptación

Siguiendo con el tema de la ciberseguridad, en Cloud Manufacturing los datos se almacenan encriptados y tienen el respaldo de copias de seguridad automáticas y regulares. Además, existen métodos para controlar y supervisar el acceso a la información.

6. Movilidad y colaboración

La movilidad con la que cuenta el Cloud Manufacturing te permite que, independientemente del dispositivo que uses o lugar en el que te encuentres, puedas acceder en remoto a la información y trabajes con ella siempre que quieras. Se elimina así la necesidad de estar en un espacio físico y facilita la posibilidad de teletrabajar con garantías necesitando simplemente conexión a Internet.

Además, esto se extiende a toda la red de empleados, proveedores o clientes, con quienes puedes compartir flujos de trabajo para colaborar en la nube en tiempo real. Esto simplifica, agiliza y hace más eficiente la producción, ayudando a reducir los tiempos de entrega de un producto y otorgando una visibilidad total de todas las fases de un proyecto a cualquiera que participe en él.

 

Cloud Manufacturing para pymes y startups

Para muchas pequeñas y medianas empresas del sector industrial y manufacturero, simplificar y automatizar su gestión es demasiado complejo. Aquí entra en juego la nube para servirles de utilidad tanto en la gestión como el desarrollo, distribución, venta… El Cloud Manufacturing es una respuesta a la complejidad tecnológica que hay tras una transformación digital y al acceso a los servicios de producción. Permite a las pymes desarrollar muchas áreas críticas de sus negocios y mejorar sus operaciones.

Con el Cloud Manufacturing, las pymes pueden acceder a servicios a costes más razonables, aunque no cuenten con el mismo poder de negociación que las grandes empresas. Así pueden conservar su nivel de competitividad y optar a expandir su actividad en el mercado.

Disponer de tecnología basada en la nube sirve de gran ayuda para:

  • el desarrollo de los procesos de investigación y desarrollo
  • la gestión de la cadena de suministro
  • la producción
  • mejorar las ventas y el soporte comercial
  • ofrecer un abanico más amplio de servicios de marketing y posventa

Todos estos pequeños avances van sumando y se traducen en una mayor eficiencia, que es sinónimo de una importante recuperación de márgenes y productividad.

Por último, la introducción de automatizaciones en los flujos de trabajo de la compañía ofrece una mayor eficacia en la planificación e identificación de problemas y oportunidades. Esto es de gran ayuda para las pymes ya que supone ahorros significativos de tiempo y dinero.

Si deseas recibir más información sobre el tema o tienes cualquier tipo de duda, ¡no dudes en consultarnos! A través del siguiente formulario puedes hacernos llegar tu mensaje. También puedes visitar nuestra página web para conocer ManufactMe, nuestro ERP para la industria y fabricación.

 

    Recommended Posts

    Dejar un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies