SOLUCIONES TECNOLÓGICAS PARA EMPRESAS

Nube privada, nube pública o nube híbrida. ¿Qué nube elegir? 

Nube privada, nube pública, nube híbrida… Son conceptos que escuchamos cada vez más. Y es que según Verne Group, en el último año la demanda de los servicios cloud ha incrementado un 65%. También se ha establecido un crecimiento de la demanda en ciberseguridad, análisis de datos y herramientas colaborativas debido al trabajo en remoto. 

Ante una gran demanda y una gran oferta, todos se hacen la pregunta: ¿qué servicio en la nube debería elegir? Lo cierto es que no hay ningún tipo de informática en la nube que sea adecuada para todo el mundo. El método de implementación depende de las necesidades que tenga tu empresa.  

Como las tecnologías cambian con rapidez, se han desarrollado diferentes modelos o servicios en la nube para satisfacer las necesidades tecnológicas de las compañías. Hoy en día, existen 3 formas diferentes de implementar los servicios en la nube: nube pública, nube privada o nube híbrida. Vamos a explicar cada una por separado para conocerlas y saber cuáles son sus ventajas. 

¿Qué es una nube privada?

Una nube privada se compone de recursos informáticos alojados en un entorno cloud que utiliza exclusivamente una única empresa. Esta nube privada puede estar ubicada físicamente en local u hospedada externamente con un proveedor de servicios cloud. Los servicios e infraestructura se mantienen siempre en una red privada, de modo que el hardware y el software se dedican única y exclusivamente para esa organización. 

Esta característica permite un nivel de personalización más grande para las nubes privadas que requieran cumplir requisitos específicos de IT. Por ello, suelen ser usadas por agencias gubernamentales, instituciones financieras y organizaciones de gran tamaño que necesitan aumentar el control sobre su entorno. 

 

¿Cuáles son las ventajas de una nube privada? 
  • Más flexibilidad: su organización puede personalizar el entorno en la nube para satisfacer necesidades empresariales específicas. 
  • Mayor control: los recursos no se comparten con nadie más, por tanto, es posible un mayor nivel de control y privacidad. 
  • Más escalabilidad: las nubes privadas suelen ofrecer más escalabilidad en comparación con la infraestructura del entorno local. 
servicios cloud

¿Qué es una nube pública?

Una nube pública es el tipo de nube más común que hay entre las empresas. Los servidores e infraestructura que usa la nube pública son propiedad de un proveedor de servicios cloud que administra y ofrece sus servicios a través de Internet, como puede ser Microsoft Azure, AWS o Google Cloud Platform.

En una nube pública, comparte el mismo hardware, el almacenamiento y los dispositivos de red con otras organizaciones o “inquilinos” de la nube, y obtiene acceso a los servicios y administra su cuenta a través de un explorador web. Con frecuencia, las implementaciones de nube pública se usan para proporcionar correos electrónicos web, aplicaciones de Office en línea, almacenamiento, y entornos de desarrollo y prueba. 

 

¿Cuáles son las ventajas de una nube pública? 
  • Menor coste: solo pagas por el servicio que usas y no es necesario adquirir hardware ni software. 
  • Sin mantenimiento: el proveedor de servicios se encarga del mantenimiento. 
  • Escalabilidad casi ilimitada: hay disponibles recursos a petición para satisfacer sus necesidades empresariales. 
  • Gran confiabilidad: una amplia red de servidores garantiza que no surjan problemas. 

¿Qué es la nube híbrida?

La nube híbrida, como su nombre indica, es una combinación de la nube privada con la pública. Su infraestructura del entorno local permite que los datos y aplicaciones puedan moverse entre los dos entornos. 

Gracias a los servicios de una nube híbrida, las empresas pueden optar por un grado mayor de flexibilidad transportando cargas de trabajo entre las distintas soluciones cloud según las necesidades y costes. Además, permite realizar una migración gradual, trasladando las cargas de trabajo por fases. 

Muchas organizaciones eligen un enfoque de nube híbrida por exigencias del negocio, como cumplir los requisitos de cumplimiento normativo y soberanía de los datos, sacar el máximo partido a la inversión en la tecnología del entorno local o solucionar problemas de latencia. 

 
¿Cuáles son las ventajas de una nube híbrida? 
  • Control: la organización puede mantener una infraestructura privada para los recursos o las cargas de trabajo confidenciales que requieren una latencia baja. 
  • Flexibilidad: cuando se necesita, se puede aprovechar los recursos adicionales de la nube pública. 
  • Rentabilidad: gracias a la posibilidad de escalar en la nube pública, solo se paga por la capacidad informática adicional cuando la necesitas. 

La tecnología cloud garantiza y potencia la transformación digital de cualquier negocio hacia una nueva forma de trabajar. Nuestros servicios en la nube pueden serte de gran ayuda en tu estrategia cloud. ¡No dudes en contactar con nosotros a través del formulario si necesitas asesoramiento!

Solicitud de información

Sea cual sea tu empresa, en Marqués mejoramos tus procesos empresariales.

¡Escríbenos si necesitas más información! Encantados de poder ayudarte.

Estaremos encantados de poder ayudarte.